Home / Internacional / El voto de Casa Grande para el retiro de la MINUSTAH

El voto de Casa Grande para el retiro de la MINUSTAH

341335_20160920121716_moreira

Casa Grande y la Senadora Constanza Moreira desde la primer votación por la prórroga anual de la MINUSTAH en 2010 en Haití sistemáticamente ha manifestado su postura contraria a la permanencia de las FFAA uruguayas allí.

Entendimos siempre que la MINUSTAH era una continuación de la UNITAS, que provocó la renuncia de nuestro querido Guillermo Chifflet a poco de iniciado el primer período de gobierno del Frente Amplio. Aún cuando la MINUSTAH estaba comandada por un contingente latinoamericano, seguía siendo militar, y seguía teniendo como objetivo la “pacificación” de Haití, sabiendo que los problemas de Haití no son militares y no tienen nada que ver con la pacificación sino con el hambre, la miseria, el despojo, y las recurrentes intervenciones militares efectuadas allí desde Estados Unidos y con la complicidad del mundo. Así se lo hicimos saber a nuestros compañeros del PT en su momento y sabemos que al igual que aquí, varios estaban en desacuerdo con que Brasil protagonizará esta misión.

Fracasamos durante todo el período de gobierno en convencer a nuestros pares frenteamplistas de la inconveniencia de sumarnos a la MINUSTAH. Denunciamos además la magnitud del contingente uruguayo, cuyo número de efectivos llegó a ser uno de los más importantes de la misión. Se nos argumentó que le servía a los uruguayos y a las FFAA: pero no le servía a Haití. Dimos datos, cifras, y citamos ejemplos de ayuda humanitaria y no militar que proporcionaban otros países y era lo que Haití precisaba. No hubo eco. La inmensa mayoría de los senadores y diputados frenteamplistas, incluyendo la Cancillería y los propios organismos del FA, decidieron mantener la misión. En este período de gobierno, y ante el desastroso fin de Martelly (apoyado por MINUSTAH y denunciado por el Senado haitiano), ya se comenzó a hablar del fin de la MINUSTAH y el contingente se redujo a la cuarta parte de lo que alguna vez fue. Los porfiados hechos mostraron que la misión en nada ayudó a construir ni democracia ni Nación en ese país. Ni soberanía alimentaria ni infraestructura mínima. Y no lo consiguió porque los militares no están preparados para construir nada de eso. Pero se privilegió el componente militar, como si hubiera que “contener” Haití. Y la misión se está retirando. O eso parece.

La imposibilidad de convencer a los otros nos obligó a acatar las mayorías democráticamente elegidas, y no pedimos libertad de acción. Preferíamos argumentar en sala, escribir sobre Haití, que nuestra voz se sintiera alto hablando de estos temas. Y convencer, convencer, convencer. Porque de eso se trata la democracia. Y sumar a otros en esa lucha.

Hoy se vota la prórroga hasta abril, y solo hasta abril. Esto es lo que el FA respalda, y es el principio del fin. Hubiéramos preferidos no votar ninguna prórroga, claro está. Pero lo hacemos en el entendido de que es el fin de la misión. Nos gustaría que fuera el fin también de una visión de la geopolítica basada en lo militar y en lo estratégico. La izquierda necesita respaldar a los países pobres y débiles, y no unirse a los poderosos. Ese debe ser nuestro compromiso en política exterior y no lo hemos honrado en estos años.

Constanza Moreira

Casa Grande

 

About faurumex_admin

Check Also

Partido Comunista de Uruguay expresó su “repudio” al procesamiento de Luiz Inácio Lula Da Silva

LULA12 de julio de 2017, 21:07hs El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Comunista del Uruguay …